Please consider downloading the latest version of Internet Explorer
to experience this site as intended.
Meloria • Ever Better
Search Tools Main Menu

Esto es una nota acortada de la correspondiente nota de prensa en inglés, que contiene además material multimedia incluyendo un video y un listado completo de las películas incluidas en el estudio. Se puede acceder a todo el material en esta pagina web: http://www.rochester.edu/news/divorce-rate-cut-in-half-for-couples-who-discussed-relationship-movies/

La tasa de divorcio se reduce a la mitad entre recién casados que comentaron cinco películas sobre relaciones de pareja

January 31, 2014
Contact: Susan Hagen susan.hagen@rochester.edu
585.276.4061

Comentar durante un mes cinco películas sobre relaciones de pareja podría reducir a la mitad la tasa de divorcio entre recién casados, sugiere un nuevo estudio. El estudio, que incluyó a 174 parejas, es la primera investigación a largo plazo en comparar diferentes tipos de intervenciones en los primeros años de matrimonio.

Los resultados del estudio muestran que una estrategia barata, divertida y relativamente fácil de ver películas y comentarlas puede ser tan efectiva como otros métodos intensos y guiados por un terapeuta, reduciendo la tasa de divorcio o separación de 24 por ciento (en el grupo de control) a 11 por ciento (entre los participantes que vieron y comentaron las películas) en tres años.

“Habíamos pensado que usar películas podría ayudar, pero no tanto como otros programas en los que enseñábamos técnicas a la ultima,” comenta Ronald Rogge, profesor asociado de psicología en la Universidad de Rochester, Nueva York, y autor principal del estudio. “Los resultados sugieren que tanto los maridos como las mujeres tienen una buena idea de que están haciendo bien y mal es su relación. Por lo tanto, no hay que enseñarles muchas técnicas para reducir las tasas de divorcios. Puede que sea posible con simplemente hacerles reflexionar sobre cómo se están comportando. Y el hecho de que cinco películas den beneficios en tres años – es increíble”.

portrait of Ronald Rogge

Ronald Rogge, associate professor of psychology

Quizás lo mas interesante, añade Rogge, es que este ejercicio de auto-ayuda podría abrir nuevas posibilidades para apoyar la creación de lazos solidos en el matrimonio a una escala más grande. “Existen mucho programas estupendos de intervención en un matrimonio, pero todos requieren terapeutas especializados para guiarlos. Si las parejas pueden hacer esto por si solas, es mucho mas fácil poder ayudarlas”, explica.

Rogge y un equipo de investigadores que incluye al coautor Thomas Bradbury, profesor de psicología y codirector del Relationship Institute en UCLA, California, publicaron sus resultados en la edición del Journal of Consulting and Clinical Psychology de diciembre.

Muchos grupos religiosos tienen una larga tradición en ofrecer clases de preparación al matrimonio, pero con una tasa de divorcios de casi el 50% en EEUU, algunas instituciones laicas se están sumando a este tipo de iniciativas. Por ejemplo, el condado de Fairfax, Virginia, ofrece gratis “entrenamiento en compasión” a recién casados. El ejercito norteamericano tiene un programa de “oxígeno para tu relación”. Y Oklahoma, el estado con la tasa más alta de divorcio, ha invertido millones de dólares en una “iniciativa para el matrimonio”.

Muchos de estos programas comparten la tesis de que si las parejas son capaces de mejorar ciertas aptitudes en su relación serán mas capaces de sobrellevar las fricciones de convivir, algo que otros estudios anteriores apoyan. “Cuando empezamos este estudio, era generalmente aceptado que la mejor forma de mantener una relación de pareja solida y sana era ayudando a las parejas a saber lidiar con conversaciones difíciles y posiblemente divisivas”, explica Bradbury.

Para probar esta teoría, el equipo de investigadores asignó parejas de recién casados a uno de tres grupos: resolución de conflictos, entrenamiento en compasión y aceptación, o conciencia de la relación a través de películas. Los investigadores decidieron centrarse en los primeros tres años de matrimonio porque es en ese tiempo cuando muchos de los problemas que llevan a la disolución de un matrimonio ocurren.

El grupo de resolución de conflictos aprendió una técnica para discutir asuntos complicados que ralentiza el ritmo de la discusión y ayuda a enfocarse en lo que el otro está diciendo en vez de apresurarse a responder. Estudios anteriores con esta técnica han mostrado que es efectiva en promover una relación más feliz y llena durante un plazo de tres a cinco años.

Las parejas del segundo grupo fueron animadas a través de charlas y ejercicios a tomarse la relación con mas compasión y empatía, haciendo cosas como escuchar a un amigo, practicar actos aleatorios de afecto y amabilidad, y usar un lenguaje de aceptación.

Estos dos grupos asistieron a charlas semanales, acudieron a sesiones de práctica supervisada, y tuvieron deberes durante un mes, invirtiendo en total unas 20 horas de las cuales todas, excepto dos, fueron con un terapeuta.

En cambio, el grupo que vio y comentó películas invirtió la mitad de horas, de las cuales todas menos cuatro fueron en sus propias casas. Después de atender una charla de 10 minutos sobre la importancia de tener conciencia de la relación y como ver a parejas de película puede ayudar a uno a ser mas consciente de su propia actitud, tanto constructiva como destructiva. A continuación vieron una serie de películas en su casa y cada pareja se reunió entre ellos dos para discutir una serie de temas.

Se puede leer más sobre el estudio, ver un video describiéndolo y leer la lista de películas que vieron y los temas a discutir, en esta pagina web: http://www.rochester.edu/news/divorce-rate-cut-in-half-for-couples-who-discussed-relationship-movies/